Custom Search Control
web
Suscrbete a las noticias de Kapricho del Sur
Suscrbete a los comentarios de Kapricho del Sur

Entrevista a Carlos Saura sobre su nueva obra 'Flamenco Hoy'

29 de mayo de 2010
«Mi relación con el flamenco se remonta a mi infancia, a los cantes que escuchaba en Huesca cuando era pequeño. Luego llegó el cine y los musicales, pero siempre me he relacionado con este mundo musical y artístico de puntillas, con mucha admiración, con mucho respeto, pero de puntillas». Así expresa su devoción por el flamenco el cineasta Carlos Saura, autor de películas tan alucinantes como 'La Caza' (1965), 'La prima Angélica' (1973) o 'Elisa, vida mía' (1977) y de un apasionante acercamiento al mundo del flamenco en el que destacan musicales como 'Bodas de Sangre' (1981) o 'El amor brujo' (1983), rematadas con la trilogía Sevillanas, Flamenco e Iberia, que constituyen por sí mismas una visión increíble y un legado excepcional de esta expresión artística. Su última propuesta es 'Flamenco Hoy', una exhibición formidable del género andaluz, en la que juegan lo instrumental, el eco de las voces y las siluetas de los cuerpos en danza.

- ¿Desde cuándo le ronda el flamenco por su mirada?
- Desde mi infancia. Este mundo se siente muy en la piel, muy en los instintos. Desde mis primeras películas, especialmente 'Golfos', conté con el flamenco como una parte esencial de mi vida. De hecho, recuerdo especialmente a Rafael Romero 'El Gallina', que era un cantaor maravilloso y un personaje de una calidad humana excepcional.


- ¿Qué es lo que le ha cautivado del flamenco?
- Sería incapaz de señalar una sola cosa; creo que se trata de algo completamente vivo, que evoluciona sin parar, que llega al corazón porque tiene un lenguaje complejo pero que, a la vez, es muy inmediato. En el flamenco existen muchas estructuras que parecen profundamente cerradas pero que, sin embargo, ofrecen muchas posibilidades de creación.


- ¿Cree en la pureza?
- No especialmente, porque la pureza es un concepto que está disociado profundamente de un arte como éste que bebe en infinidad de fuentes y que continúa evolucionando.



- Muchas personas descubrieron la flamencura de las sevillanas cuando grabó a Camarón cantando aquellas de 'me voy a hacer un zapatito del ala de mi sombrero'...
- Sí... fue una experiencia maravillosa porque se descubrió un palo y un estilo al que estábamos acostumbrados a escuchar en unos registros muy diferentes.


- ¿Cómo fue trabajar con Enrique Morente?
- Es un músico excepcional porque su obra es impresionante. Recuerdo con mucha emoción la siguiriya de Flamenco y su trabajo en Iberia.Me encanta Enrique.


- Y ahora 'Flamenco Hoy' ¿Una nueva aeventura?
- Hay mucha danza, cante y un trabajo musical extraordinario que ha llevado a cabo el pianista Chano Domínguez, que es un genio.





Así define José Luis Ortiz Nuevo la obra 'Flamenco Hoy' de Carlos Saura:

Los ojos, los espejos, las miradas, los pasos, los movimientos, los gestos, incluso los
utensilios… en tránsito de la sombra al brillo. Eso se enseña. Se recuerda: se rinde
homenaje a Antonio Gades, a Caracol y a Mairena, en su centenario. Comparece lo
andalusí, la magia encantada de lo oriental. Sucede la estela de Antonia Mercé bailando
a Granados y el sobresalto de Carmen La del Titi. Y sitio hay para que luzca un castizo
pasodoble sensual, caricia entrelazada. Se reconocen territorios: Triana, Málaga, Jerez,
Cádiz, Lebrija y el Alosno bendito
. Lo negro, lo gitano asoman. Con el jazz se funde… van
y vienen los momentos de júbilo y las estancias de tristeza. Alternan unas con las otras
inmediatas en clave de yuxtaposición o de contraste. Lo mismo por la naturaleza de las
coplas que por su tratamiento escénico y coreográfico. Todo lo que sucede conviene bajo
la mirada atenta de la luz; se simulan sus horas desde el amanecer hasta el ocaso. Cada
forma tiene su figuración y su color distintos.


Se advierten desde el conocimiento, el respeto y el deseo de crear lo nuevo. Porque
el flamenco lo consiente así. Reglado y libre. Transitando de la norma al desafío. De lo
antiguo y lo más rancio a lo contemporáneo, de la tradición a la vanguardia, clásico y
plebeyo.


Hecho de lo cotidiano popular que se transmuta escénico por la virtud de su trascendencia
y de su técnica. También de toda su memoria teatral y pública en los siglos. Ahora
considerada y puesta al día bajo la óptica y la dirección de un pertinaz amante suyo,
diestro en la concepción de obras excepcionales, con sello propio.


Así es como se juntan de nuevo el Flamenco y Saura, pero no en un plató sino en los
escenarios. De ahí que los artificios sean más inmediatos y próximos al espectador. El
silencio no es para rodar sino para estremecerse
sintiendo todo lo que cada representación disponga. La diferencia no es baladí, impone su
carácter. Se constituye en reto abriendo puertas al riesgo y al desvelamiento. Eso motiva
al aragonés, le da impulso, abona su pasión por seducir. Bienvenida sea.


PROGRAMA

 
01. La llamada de la Tierra. Seguiriya
02. Hágase la luz o Nanas del Despertar.

03. Fiesta al recién nacío por Sevillanas. (Corraleras de Lebrija y Bíblicas de Alonso). 
04. Fandangos de Gloria y Carbonerillo 
05. La llegada del Hombre o la Farruca. 
06. Danza de los Ojos Verdes, Granados - La Argentina. 
07. La perdición de los hombres se llama Petenera. 
08. Y ella con su bata de andar por casa baila Tangos de Triana. Pastora Galván 
09. Fandango, de Boccherini. 
10. En el disfrute llega el gusto con la Guajira. 
11. La resurrección toma forma de Pasodoble; y se llama ¡Rocío! ¡Ay! Mi Rocío. 
12. Musical: La llamada de la Tierra.
13. Y con gusto vamos que nos vamos a la Bulería:
      La Tierra. “Cuatro Pares Franciscos” 
      El Aire. “Anda Jaleo, Jaleo”. 
      El Fuego. “Son de Morón”. 
      El Agua. “Pienso en ti”. 
14. Interludio de melancolía por Malagueñas 
15. Luto Prematuro en aire de Saetas. 
16. Por Seguiriyas (Yo voy por las calles…) 
17. La llama de la Zambra de Manolo Caracol. 
18. Soleá Blues de Chano Domínguez. 
19. Por Alegrías de satisfacción.


Más Información: www.flamencohoydecarlossaura.com